Yo Soy Dios

El Uno Universal

calificación avanzada

 

No pienses que decir: “Yo soy Dios” sea proclamar la propia grandeza. Es en realidad total humildad. Quien dice: “Soy el siervo de Dios” supone que hay dos, Dios y él mismo. Mientras que quien dice: “Yo soy Dios”, se niega a sí mismo y renuncia a su propia existencia. “Yo soy Dios” significa Yo no existo. Todo es Dios.

Sólo Dios existe. Yo no soy nada. Soy vacío absoluto. Esto es completa humildad, no arrogancia. Pero la gente a menudo lo malinterpreta. Cuando alguien dice que es el siervo de Dios, todavía se ve a sí mismo como alguien que hace, aunque esté al servicio de Dios. Todavía no se ha sumergido en el océano de Dios. Cuando lo haga, ya no habrá cosas tales como “sus acciones”, sólo movimientos en el agua.

Jalaluddin Rumi

 

Con estas palabras Rumi nos revela con meridiana claridad el concepto subyacente en la frase "Yo Soy Dios" ó lo que viene a ser lo mismo "Yo Soy Brahman". Como muy bien dice los ignorantes lo interpretan como una arrogancia rozando la blasfemia cuando es todo lo contrario.

No hay mayor acto de humildad que la renuncia al ego individual. El que ha despertado a la realidad última solo ve el Uno sin Dos, la Unidad indivisible presente en el "Ego Universal".

 

 

Jalaluddin Rumi

 

 

loto gold

Arriba